Clausura de una nueva edición del programa Reincorpora Inout

El programa Reincorpora Inout de las Islas Baleares, que hemos gestionado desde el GREC, ha finalizado con éxito una nueva edición con la participación de 20 internos e internas del Centro de Inserción Social Joaquin Ruiz Jiménez y Centro Penitenciario de Palma.

Para celebrar este hecho, el día 20 de septiembre se llevó a cabo una clausura en el salón de actos del Caixaforum de Palma, donde los diferentes protagonistas de este programa -Participantes, familiares, beneficiarios del servicio comunitario, profesionales y un empresario- compartieron su experiencia y se hizo entrega de los diplomas a los participantes.

Los participantes de este programa han llevado a cabo itinerarios formativo-laborales con un acompañamiento socioeducativo y una experiencia de servicio a la comunidad, que busca el logro de su reinserción sociolaboral, comenzando durante su internamiento en prisión, y manteniéndose durante los procesos de salida y regreso a la comunidad.

El programa se ha desarrollado a partir de febrero de 2018, con un total de 530 horas de formación teórica y práctica en el perfil de ayudante de cocina, donde los participantes han trabajado para la mejora de sus habilidades técnicas, pero también de forma especial las competencias transversales y personales, según su propio proyecto individual.

Tanto la elección del perfil profesional de ayudante de cocina como la propia metodología práctica de la formación y las competencias trabajadas, ha respondido al objetivo prioritario de adaptar esta preparación a las demandas y principales necesidades del mercado laboral de nuestro territorio.

Dentro de la formación cabe destacar las prácticas en empresas, donde los participantes tienen la oportunidad de trasladar a la realidad el aprendizaje realizado y volver a tener contacto con el mundo laboral, demostrando y demostrándose sus capacidades y potencialidades.

Una vez finalizada la parte formativa y prácticas, los participantes se han centrado en la búsqueda laboral, como parte de sus procesos socioeducativos y siempre con el acompañamiento del educador referente.

Como resultado, 18 internos e internas han completado la totalidad de la formación y prácticas en empresas con éxito, y 12 de los participantes han encontrado trabajo gracias a este itinerario formativo-laboral, mientras que el resto se mantienen activos en la búsqueda laboral y la mejora de su capacitación.

Por último, destacar que todos los participantes han llevado a cabo un servicio a la comunidad reforzando sus valores y habilidades sociales, así como sus competencias técnicas y transversales: se realizó un taller de cocina para jóvenes en situación de vulnerabilidad, donde los maestros eran los participantes de Reincorpora y el objetivo de que los jóvenes en procesos de emancipación aprendieran recetas básicas a la vez que conocieran historias personales que pueden tener un efecto preventivo con determinadas conductas de riesgo. Esta intervención integral no sólo ofrece a los participantes la capacitación en un perfil profesional cualificado y adaptado a la demanda empresarial, sino que mejora sus competencias y valores personales de forma más amplia, con un acompañamiento cuidadoso, aumentando sus posibilidades reales de empleo, y por tanto, de reinserción social.